DICCIONARIO DEL PATO

PICO
Antiguamente los picos de pato se utilizaban para elaborar botones para las casas de alta costura.
PECHUGA
El magret de pato corresponde a la parte de la pechuga de los patos y ocas que han sido criados para la producción de foie gras.
MOLLEJA
Es una parte musculada del estómago de los patos. Su principal función es la de triturar los alimentos duros que comen. Para poder cocinarlo, previamente hay que limpiar correctamente la molleja. Especialmente indicado este producto para ensaladas.
SOLOMILLO
El solomillo de pato es una pequeña porción de carne situada junto al magret o pechuga del pato. El solomillo es la parte menos grasa de la carne del pato. Es una carne muy tierna y una gran solución para sorprender a todos los invitados con algo novedoso.
MUSLOS
Los muslos de pato poseen una carne roja con grandes cualidades nutricionales. Color rojizo, fibras bien definidas y gusto a campo.

Sabías que...

De un pato se utilizada todo o casi todo? Hace mucho años, hasta el pico del pato se utilizaba para fabricar botones para las empresas de alta costura. Esta costumbre fue sustituida hace un tiempo por los tradicionales botones que tenemos en nuestras ropas

UN PATO CONSTA DE:

2 PECHUGAS // 2 MUSLOS // 2 ALAS
1 CUELLO
// 1 CABEZA
// 2 SOLOMILLOS
1 MOLLEJA // 1 HÍGADO // 1 CORAZÓN

PARTES DE UN PATO

magret
Pechuga o magret

El magret de pato corresponde a la parte de la pechuga de los patos y ocas que han sido criados para la producción de foie gras. En el magret debe presentarse cubierto por su piel y la grasa subcutánea. Cada pato tiene dos pechugas. Su carne es roja y tiene unas propiedades nutritiva muy interesantes: alto contenido en vitamina B5, ácidos grasos y es una carne roja con un alto % de proteínas. Sólo se puede denominar magret a las pechugas cuyo peso no sea inferior de 300 gramos. La piel del magret proporciona ácidos grasos monosaturados y polinsaturados que combaten el colesterol malo. El magret es una carne ideal para cocinarla a la plancha pero si se cura o ahuma lograremos un delicioso jamón de pato. Esta carne destaca por su alto contenido de proteínas de calidad y aporte vitamínico.

higado
Hígado

Recibe el nombre de hígado graso aquel hígado proveniente de un pato que ha tenido una alimentación progresiva y controlada. El hígado graso o foie gras es el hígado sano de un pato u oca adulta, robusta y con buena salud, criados siguiendo la tradición. El crecimiento del hígado del pato a través de la alimentación, es reversible y no patológica. Un hígado graso de pato debe tener un color uniforme y sin marchas. La textura debe ser fina y firme al tacto, sin ser dura. Según la legislación europea, los foie gras o hígados grasos deben provenir de patos u ocas especialmente criados para ese efecto. Deben presentar un peso mínimo de 400g para los hígados de oca y de 300 gramos para los hígados de pato.

muslo
Muslo

Posiblemente una de las partes del pato más consumidas en el mundo. El muslo de pato tiene unas cualidades culinarias excepcionales. Se trata de una carne magra roja, firme debido al ejercicio que ha hecho el pato para alimentarse y con un sabor duradero en boca. Los muslos de pato se pueden cocinar de infinidad de maneras: confitados, a la sal, asados…

magret-pato-2
Cuello

Sin lugar a dudas uno de los manjares más apreciados por los auténticos gourmet. Se utiliza para hacer fondos de platos, sopas, cremas y la carne del cuello es un auténtico manjar para utilizarla en rellenos, como pimientos, croquetas, etc.

mollejas
Molleja

La molleja es una de esas partes de los animales que se podría denominar casquería. Se denomina molleja a la última bolsa del estómago de un pato, y su función es vital para el, ya que se trata de un músculo grueso, muy robusto que les permite triturar y ablandar el alimento a los patos por medio de una presión mecánica. La molleja se utiliza confitada para elaborar ensaladas, rellenos de platos y acompañamientos.

solomillo
Solomillo

Los solomillos de pato son también conocidos como aigillettes de pato. El pato posee dos solomillos localizados junto a los magrets. Son estrechos y largos y es conveniente quitar el nervio que los recubre para facilitar su posterior cocinado. Es sin duda alguna el trozo más refinado y delicado de la carne de pato.