Cinco estudiantes de cocina y un desafío. El Reto Martiko 2019

La estudiante Elena Martínez convenció al jurado del concurso Reto Martiko con su propuesta ORIGEN. Hay mil y una formas de cocinar pato. Demostrar esa premisa es el objetivo del concurso gastronómico que Martiko lleva 5 años organizando junto con los alumnos de tercer curso del Basque Culinary Center.

El pasado viernes 15 de Marzo se disputó la final ante más de 50 personas que degustaron los platos preparados por los 5 finalistas clasificados para la gran final.

A la competición se presentaron un total de 65 estudiantes de lo cuales solo cinco pasaron a la final tras superar dos eliminatorias.

Origen, la propuesta de Elena Martínez, fue la que convenció al jurado compuesto por profesores del BCC y Luis Brea, Chef corporativo de Martiko. Se trata de un postre elaborado con diferentes texturas de foie gras. Un plato con mucha fuerza visual que enamoro a los asistentes.

El nivel demostrado por los alumnos que participaron en la competición fue muy alto. Diego Polo y su Chawanmushi de foie, confit y flakes de magret ahumado dejó al público boquiabierto por su creatividad. La alumna Sara Crisóstomo, por su parte, presentó su creación Foie gras escabechado, corazón Martiko, pan de maíz y crema de ajo negro, inundando el comedor con el inconfundible aroma a escabeche, que trajo muchos recuerdos a más de un comensal.

Pablo Donadio se atrevió con su plato Raíces, centrado en traer a la memoria del paladar la esencia de su tierra, la cocina tradicional conquense. Un plato que traslada al comensal a las riberas de los ríos mediante una presentación vistosa y elegante de un magret de pato Martiko. Al igual que la ganadora, Claudia García se decantó por un postre llamado Mestizaje y nuevo mundo, transportando al comensal al viaje realizado por el maíz desde el nuevo mundo hasta Europa. Un propuesta que sorprendió por sus sabores y su elaboración.

El Reto Martiko es un concurso de cocina dirigido a los estudiantes del Grado en Gastronomía y Artes culinarias, cuyo premio consiste en una beca de estudios para el próximo curso. El objetivo del concurso es difundir y apoyar la utilización de los productos derivados del pato en la cocina.

#martikoporlaformacion